Seleccionar página

Seat ha dado a conocer, dentro del marco inigualable que supone el Salón de Ginebra, su principal novedad para el año 2020. Se trata de su primer coche totalmente eléctrico, el cual recibirá una denominación muy familiar para aquellos que residan o hayan estado en la ciudad de Barcelona como es el-Born. Aquí queremos hablarte de él en profundidad.

Claves del diseño del Seat el-Born

Lo primero que ha quedado claro es que el nuevo Seat el-Born compartirá estructura y rasgos de diseño con el nuevo Volkswagen ID Neo, que a su vez también supondrá la primera apuesta 100 % eléctrica del gigante alemán de la locomoción. Este modelo carece, al igual que el Tesla Model 3, de calandra central ya que sus necesidades de refrigeración son muy bajas si se comparan con las de un motor de combustión. Dispondrá también de blisters sobre las ruedas y de formas angulosas y triangulares en muchos puntos.

La autonomía del Seat el-Born

Si estás interesado en comprar un coche eléctrico, la autonomía seguro que es uno de los aspectos que más te preocupa. En este sentido, el Seat el-Born ofrece hasta 420 kilómetros gracias a su nuevo ciclo WLTP y a su batería de 62 kWh de capacidad. A esto hay que añadir que, puesto que es compatible con supercargadores de corriente continua CSS a 100 kW, es perfectamente capaz de afrontar viajes largos. De hecho, el 80 % de la capacidad de dicha batería se puede recargar en solo 47 minutos.

Un coche eléctrico pero muy potente

Los ingenieros y desarrolladores que hay detrás del Seat el-Born lo califican como un vehículo deportivo. Y es que, a pesar de su apariencia compacta y de utilitario, es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en solo 7,5 segundos. Más allá de eso, no se han ofrecido detalles exactos de su motor eléctrico, por lo que habrá que esperar un poco más para saber más en este sentido.

¿Un vehículo eléctrico que se conduce solo?

Sí… y no. El Seat el-Born cuenta con un sistema de conducción autónoma de nivel 2. ¿Qué quiere decir esto? Pues que, al conducirlo, podrás dejar que sea él mismo el que vaya de un punto a otro aunque siempre sin soltar las manos del volante ni retirar el pie del freno. Dispone de tecnologías de control de trayectoria, arranque y parada automática y frenada automática frente a peatones para conseguirlo.

En definitiva, el Seat el-Born está llamado a revolucionar el catálogo de vehículos de la marca española y, de paso, marcar un antes y un después en el sector de los coches eléctricos. Un paso muy necesario dado el rumbo que la Unión Europea ha dado de cara a eliminar los coches diésel y de combustión interna en general.