Seleccionar página

La venta de coches diesel y gasolina se ha ido igualando en España durante los últimos años. La proporción respectiva de los matriculados durante la primera mitad de 2018 era de 37 y 57,2 %. En 2012, los primeros llegaban al 70 % de ventas.

Pero, más allá de hacer constar estas cifras, queremos que tengas claro que optar por un coche diésel o gasolina depende de diversos factores. Por eso, tienes que evitar prejuicios, hacer números y seleccionar la opción que más te convenga.

Los pros y contras del diésel y de la gasolina

Lo primero que queremos dejarte claro es que no hay una respuesta contundente respecto a si es mejor comprar un coche diésel o gasolina. Y es que el motor que vaya a compensarte dependerá de razones como las que ahora vamos a presentarte.

Una de las principales ventajas que debes tener en cuenta en los vehículos diésel es que su combustible resulta más económico que en los que funcionan mediante gasolina. Esta rentabilidad, por otro lado, depende de lo que da de sí el consumo del diésel. Sin embargo, debes valorar también que los precios de los carburantes se van igualando progresivamente.

En este sentido, como los coches con motores diésel tienen un precio más alto que los de gasolina (por lo general, nos referimos a vehículos más grandes, como los SUV), la compensación del gasto realizado se producirá a medida que hagas mayor número de kilómetros (alrededor de 25 000 al año y de 200 000 durante la vida útil del automóvil).

Por otra parte, si vas a conducir preferentemente en ciudad y con un utilitario pequeño, te conviene apostar por coches de gasolina. Lo mismo podemos decir si no necesitas realizar grandes cantidades de kilómetros con tu vehículo.

Recuerda, además, que los motores preparados para llevar diésel no han sido diseñados priorizando la conducción en ciudad, sino para hacerlo en las carreteras, en las que no se producen tantas paradas.

Por último, destacamos el factor de la contaminación, las restricciones a la circulación y los impuestos asociados a la protección del medio ambiente. En este aspecto, te informamos de que ya se están fabricando motores y carburantes diésel que llegan a ser tan limpios como los de gasolina modernos. En cuanto a las restricciones de circulación dentro de las ciudades, solo has de preocuparte por ellas si cuentas con un coche con motor de gasoil matriculado antes de 2006.

Dale rentabilidad a tu coche

Si vas a circular en especial por ciudad, con un coche pequeño y de manera eventual, te interesa la gasolina. Si vas a conducir sobre todo fuera de la ciudad, con un vehículo grande y a lo largo de muchos kilómetros, te conviene el diesel.