Seleccionar página

Después del comentado plan de Madrid Central para reducir la contaminación en la capital llega el turno a la ciudad de Barcelona. Para 2020 el consistorio tiene previsto implantar un ambicioso plan para reducir las emisiones en la ciudad condal. El reglamento todavía se está redactando, pero tiene que estar en vigor el primer día del próximo año.

Los requisitos para poder circular por Barcelona

Aunque todavía no se ha aprobado, ya conocemos las líneas maestras que regirán las restricciones para circular por la capital catalana. A diferencia de Madrid, donde la prohibición afecta a todos los días de la semana, en Barcelona solo se aplicará de lunes a viernes de 7:00 a 20:00 horas, es decir, en el tramo laborable más importante.

Pero la prohibición no va a ser total; podrás ver circular por las zonas restringidas a los vehículos de emergencias como Policía, bomberos o ambulancias, los servicios funerarios y los coches para personas con problemas de movilidad. Si eres conductor profesional, te informamos de que todavía no está definido si te verás afectado por la restricción.

Las limitaciones en las emisiones para reducir la contaminación

En la actualidad, esta normativa influye a un 25 % de los vehículos que circulan por la ciudad. El efecto de la crisis económica ha evitado que se mantuviese el ritmo de renovación del parque móvil, cuya edad media ha subido hasta los 7,5 años de antigüedad. Las medidas no solo afectan al término municipal de la capital, sino también a toda su área metropolitana, por lo que influyen en unos 95 kilómetros cuadrados de zona restringida.

La forma de saber si tu vehículo está afectado es muy sencilla, ya que va a depender de las pegatinas adhesivas con las que la Dirección General de Tráfico cataloga a los coches por el nivel de contaminación que generan. Es decir, no podrás circular en el horario restringido de lunes a viernes si tu vehículo no tiene una etiqueta Cero, Eco, B y C.

Para poder identificarlos cuando no se dispone de etiqueta, los que no cumplen la normativa son los coches de gasolina anteriores a la Euro 3 que fueron matriculados antes de enero de 2000 y los coches con motor diésel anteriores a la Euro 4 matriculados antes de enero de 2006.

En el caso de que tengas una furgoneta se te aplicará la normativa Euro 1 si es un vehículo matriculado antes de octubre de 1994. Por contra, las motos y los ciclomotores se ven afectadas si no tienen etiqueta y son anteriores a Euro 2 o al año 2003.

La ciudad de Barcelona tiene un objetivo medioambiental muy claro: ponerse al nivel de las grandes ciudades europeas en la lucha contra la contaminación. ¿Ya sabes si puede circular tu vehículo? ¿Usarás algún medio alternativo?