Seleccionar página

Se ha hablado mucho de las pegatinas ambientales de la DGT, mediante las cuales se clasificarán los coches en varios niveles según su nivel de contaminación, para mejorar la calidad del aire. La DGT ha definido cuatro niveles de contaminación otorgando a cada uno una pegatina especial (cero, Eco, C, B).

Esta medida se engloba en el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016 (Plan Aire). El objetivo de todo esto es el de identificar los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ayudar así a las políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales. Cada autoridad con competencias en fiscalidad del automóvil, movilidad o medio ambiente podrá decidir en cada momento qué incentivos ofrece a los vehículos más limpios. Por ejemplo, la DGT permite ya circular en el carril bus VAO a vehículos “Cero emisiones”.

La colocación del distintivo ambiental es voluntaria para todos excepto para aquellos vehículos afectados por alguna medida relacionada y, quien lo desee, podrá comprar la pegatina que le corresponda en las oficinas de Correos, por un precio de 5 euros. Así pues, llevar la pegatina en el parabrisas no es obligatorio, pero puede resultar necesario para circular por el centro de las ciudades en los casos de tráfico controlado. La DGT recomienda pegarla en el ángulo inferior derecho.

Otra opción también muy recomendable para todos aquellos que se compren un coche nuevo es adquirir la pegatina directamente junto con el servicio de matriculación.

La categorización en los cuatro niveles está descrita en la web de la DGT, donde podemos introducir nuestra matrícula para encontrar cuál es el distintivo que le corresponde a nuestro vehículo.

Estos son los cuatro rangos en los que la DGT clasifica los vehículos según su nivel de contaminación, y por lo tanto, los cuatro modelos de pegatinas:

  • Cero emisiones: Vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.
  • ECO: Vehículos híbridos enchufables con autonomía <40km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). En todo caso, deberán cumplir los criterios de la etiqueta C.
  • C: Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6 y en Diésel la Euro 6.
  • B: Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006.Vehículos de más de 8 plazas y pesados tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005.Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel la Euro 4 y 5.

Aquellos vehículos más contaminantes no tienen distintivo ambiental.