Seleccionar página

Durante el año usamos el vehículo sobre todo para ir al trabajo o a la gran superficie. Detestamos tener que sufrir las colas de coches que se forman en las horas puntas, pero sabemos que es en vacaciones cuando más puedes disfrutar de tu vehículo. Para prepararlo es recomendable llevarlo a un servicio oficial de la marca para hacerle una revisión de mantenimiento.

Diez consejos para tus vacaciones en coche

1. Planifica la ruta con antelación.

Irse a la aventura puede parecer divertido, pero en la práctica lo mejor es llevar el viaje planificado, dejando poco a la improvisación. Aunque tengas un buen GPS, estudia el recorrido que vas a seguir con sus paradas. Hay varias webs y aplicaciones que te ayudarán a calcular la mejor ruta, incluidas las gasolineras donde puede interesarte parar.

2. Incluye una parada cada dos horas.

No pienses que es una bobada. Descansar es necesario para los reflejos y para la musculatura, pero también lo es para disfrutar más del viaje. Es muy adecuado calcular cuándo pararás para tomar un tentempié, ir al servicio, estirar las piernas. Todos lo agradeceréis.

3. Haz una buena puesta a punto de tu vehículo.

Es imprescindible lanzarse a la carretera con la seguridad de que tu máquina está a punto. No dejes de revisar los neumáticos, la batería, el líquido de frenos, el agua del limpiaparabrisas y los faros. Asegúrate de que la climatización funciona adecuadamente. Y también, de que la rueda de repuesto, el chaleco y los triángulos de señalización están bien.

4. Distribuye la carga con inteligencia.

Coloca lo más pesado en la parte baja del maletero. Reparte el peso y no dejes que haya objetos sueltos que vayan rodando, y mucho menos en el interior del habitáculo. Sujeta el equipaje si es necesario y calcula si necesitaréis soportes para carga en el techo.

5. Si viajas con niños, su seguridad es lo primero.

Los niños tienen que ir sentados en su silla bien anclada o sujeta con el cinturón. Si son más mayorcitos, siempre bien sentados y con el cinturón puesto.

6. Prepara tu forma física y tu indumentaria.

Ponte a conducir bien descansado y alimentado, sin estar repleto. No bebas ni una gota de alcohol y, si tomas medicación, asegúrate de que no produce somnolencia. Vístete cómodo.

7. Asegúrate de que dispones de un servicio de asistencia en carretera eficiente.

Si alguna vez ocurre algún imprevisto te alegrarás de tener un servicio de asistencia que responde rápidamente.

8. Sal con el coche limpio.

Con los cristales limpios tendrás una buena visibilidad.

9. Lleva toda la documentación necesaria.

Todo lo relativo al seguro del coche y los números de teléfono de asistencia.

10. Si usas gafas, lleva un par de repuesto.

Te dará tranquilidad llevarlas en la guantera.

Y disfruta de tu vehículo. ¡Felices vacaciones!