Seleccionar página

Volkswagen está presentando en los últimos tiempos novedades que mejoran todas sus gamas de vehículos. En esta ocasión, te hablamos de su contribución a la conducción a través de su batería eléctrica portátil.

Una solución para impulsar los coches eléctricos

Los coches eléctricos son el futuro. Basamos, además, esta afirmación en las normativas como, por ejemplo, las comunitarias, que tienen como objetivo priorizar su comercialización sobre los vehículos convencionales a gasolina que siguen copando nuestras carreteras a día de hoy.

Sin embargo, también somos conscientes de que el arranque de las ventas de estos vehículos, cuyas conducciones no contaminan, no está siendo tan prometedor como numerosos promotores habrían deseado.

Entre los factores que han influido en las complicaciones de su entrada en el mercado, destacan la escasez de puntos de recarga y los inconvenientes existentes al recargar las baterías con la debida rapidez y lograr que estas tengan una capacidad suficiente para circular con la autonomía requerida.

La batería portátil es la alternativa de la marca alemana

La firma radicada en Wolfsburgo ya había participado, junto a Skoda, en la empresa Chakratec, la cual había desarrollado una batería fundamentada en los volantes de inercia. Dicho sistema proporcionaba, aunque la red eléctrica no le suministrara la potencia oportuna, recargas rápidas.

Sin duda, se trata del antecedente de la novedad que te presentamos en este texto: la batería portátil para el vehículo eléctrico. A continuación te explicamos sus características más relevantes. Toma nota.

Este dispositivo, conocido en el lenguaje técnico como Volkswagen Mobile Charging Station, permite la recarga de un vehículo eléctrico en solo diecisiete minutos. No nos referimos, de todos modos, a la carga completa de uno de estos vehículos que destaque por su gran autonomía. No obstante, sí que posibilitaría lograrlo al 80 % con el modelo e-Golf.

A lo largo de esos 17 minutos podrías llegar a cargar 28 kWh. Así mismo, la gran ventaja de este dispositivo es que puede llegar a funcionar como las powerbanks de tu teléfono móvil. Por tanto, sus recargas no precisan conexión a la electricidad y has de tener en cuenta que puedes poner en funcionamiento este aparato en cualquier lugar. Como ves, se trata de una mejoría en comodidad muy significativa.

Si enchufas este sistema a la red eléctrica verás cómo sus prestaciones van a más. En este sentido, podremos disfrutar de una carga rápida que llegará hasta los 100 kW. Incluso, aunque la red eléctrica a la que lo conectes no sea muy potente, como una de 30 kW.

Por consiguiente, podemos afirmar que esta invención de la marca alemana favorece la movilidad de los usuarios de los coches eléctricos.

En definitiva, Volkswagen continúa innovando para crear vehículos más seguros, confortables y útiles.