Seleccionar página

Los patinetes eléctricos están invadiendo a gran velocidad nuestras ciudades. Su ligereza y facilidad de uso, sumado al hecho de ser una alternativa sostenible para el transporte en ciudad, han hecho del patinete uno de los vehículos eléctricos más elegidos para trayectos cortos en ciudad, y posiblemente uno de los regalos estrella estas navidades.

En cuanto a lo que legislación se refiere, los llamados vehículos de movilidad personal (VMP) nadan en una especie de vacío legal. No requieren autorización de circulación, permiso de conducción ni seguro obligatorio. No pueden ser considerados vehículos de motor, pero tampoco peatones. La última instrucción de la DGT sobre VMP fue el 2016, pero su proliferación en las ciudades hace urgente una revisión de esta normativa.

Este miércoles tuvo lugar la primera muerte por atropello de un patinete eléctrico de una anciana de 92 años en Esplugues de Llobregat, volviendo a poner sobre la mesa la urgencia de una regulación para este tipo de vehículos de movilidad personal. De hecho, la DGT ya se ha pronunciado y ya se está trabajando en un real decreto sobre la circulación en patinete eléctrico.

Desde Letamendi, proponemos una serie de recomendaciones hasta que tengamos la regulación oficial.

En patinete, cero alcohol

Los usuarios de patinetes eléctricos no necesitan carné de conducir, pero sí que están afectados por controles de alcoholemia y drogas como cualquier conductor. Está prohibido circular bajo los efectos de alcohol o drogas, también en patinete.

El casco es opcional pero muy recomendable

No hay una ley que nos obligue a llevar casco cuando vamos en patinete. Sin embargo, el casco puede protegernos ante cualquier impacto, reduciendo considerablemente la gravedad en caso de sufrir un accidente.

El carril bici, la mejor opción

Por dónde deben circular los patinetes siempre es un debate que genera controversia. A falta de una regulación, recomendamos el carril bici. Debemos evitar circular con el patinete por la acera, pudiendo interferir en el paso de los peatones.

Velocidad máxima de 25 km/h

Los patinetes eléctricos pueden alcanzar velocidades máximas distintas. La recomendación y la cifra que más se está barajando es una limitación de velocidad a 25 km/h. Por supuesto, deberemos reducir la velocidad en caso de que las circunstancias lo requieran.

Sin distracciones

Tenemos que estar atentos cuando conducimos, no olvidemos que estamos manejando un vehículo. Por ello, no debemos manipular nuestro teléfono móvil ni tampoco escuchar música con auriculares mientras vamos a bordo de un patinete.

Esperamos que estos consejos puedan servir para los usuarios de patinetes a circular de forma más segura tanto para ellos como para el resto de vehículos y peatones.