Seleccionar página

Del mundial de rallys al asfalto.

El flamante triunfo de Skoda Fabia R5 en la categoría B del Mundial de rallys, la llamada WRC 2, con su Fabia R5, que mostró un dominio insultante durante toda la prueba, ha llevada a la marca checa a darse un homenaje creando un automóvil del tipo ‘turismo’ para el gran público.

Se trata de una recreación del modelo de rallys triunfante, adaptado a las características que se esperan en el asfalto convencional. Así, el nuevo Skoda Fabia Limited cumple el espíritu competitivo de su modelo inspirador, pero exhibe un acabado ligeramente diferente. En cuanto a las características técnicas: es obvio que se motor es diferente, pero presenta unas grandes prestaciones, que han sido motivo de elogio por parte de la crítica.

Esta edición limitada está basada en el emblemático acabado Monte Carlo, con un color blanco que le otorga un toque de elegancia y distinción. El color blanco de la carrocería contrasta con el techo negro, y eso transmite la sensación de encontrarnos ante un modelo de competición. También lo logran sus flamantes llantas de 17 pulgadas, que han sido pintadas de un verde brillante (también se ofrecen en negro).

Finalmente, el Fabia Limited Edition muestra una pegatina en su parte trasera que reza ‘WRC2 2017 Champion’, en alusión directa a su prestigiosa victoria en el campeonato de rallys. A continuación detallaremos de manera exhaustiva las características técnicas de este modelo:

Características técnicas de una edición única

El Skoda Fabia Limited Edition presenta un sofisticado motor 1.4 TSI de gasolina, con una potencia de 125 CV. En cuanto a la caja de cambios, la marca checa apuesta por una de tipo automático DSG de doble embrague con siete velocidades. Esta combinación da como resultado una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de 9 segundos y una velocidad máxima que supera los 200 kilómetros por hora.

Sin duda, se trata del coche más deportivo de Skoda, y no solo por la estética. La suspensión, mucho más firme que la que presentan los demás coches de la marca, junto con los amortiguadores adaptativos que disminuyen la altura del vehículo respecto al suelo, posibilitan que el dinamismo del coche aumente. Además, para incrementar aún más el acabado ‘sport’, el vehículo dispone de un sistema de escape que ha sido modificado para aumentar la emisión de decibelios. En cuanto al interior, el coche vendrá equipado de serie con cámara trasera, sensor de aparcamiento, sistema de acceso sin llave o control de crucero adaptativo, entre otros.

La nueva joya de Skoda, del que se fabricarán tan solo 1.300 unidades, llegará a las carreteras de más de 21 países (entre los que no se encuentra España) a finales de febrero.