Seleccionar página

Ha llegado la época del año en que hay menos horas de luz y eso es algo que hay que tener presente a la hora de ponerse al volante. Hay conductores a los que les encanta conducir de noche, pero lo cierto es que la mayoría preferiría no tener que hacerlo.

A la hora de conducir en las horas en las que no hay luz o esta es escasa, como en el resto del día, no olvides ponerte el cinturón de seguridad, ni se te ocurra beber alcohol antes de coger el coche, procura no conducir cansado y respeta las normas de circulación siempre.

Estos consejos deben seguirse a rajatabla cada vez que cojas el coche, pero, aparte, aquí tienes algunos más para que los uses cuando la visibilidad es reducida o nula.

Al volante en la noche

1. Comprueba que las luces de tu coche funcionan de forma correcta y, si eres de los que conducen muchas horas por la noche, tienes la posibilidad de poner iluminación con la última tecnología, como luces LED o xenón.

2. Las luces del coche has de encenderlas una hora antes de que se ponga el sol. Hoy en día, la mayoría de coches trae un sistema por el que las luces se encienden nada más arrancar, permaneciendo encendidas todo el día. Si tu coche es antiguo, puedes probar a acostumbrarte a encenderlas manualmente nada más subirte al coche.

3. Adapta la velocidad del vehículo al grado de visibilidad que tenga la carretera por la que circulas y aumenta la distancia de separación con el coche que te precede por si surgiese cualquier imprevisto.

4. Conducir descansado es primordial, pero además siempre es aconsejable hacer paradas para descansar un poco a cada hora de conducción. Eso sí, en cuanto sientas fatiga, somnolencia o picor de ojos, no sigas adelante y detente a descansar en el primer lugar seguro que encuentres.

5. Usa las luces con sentido común. Los antiniebla y las luces de carretera pueden molestar al resto de conductores. Tampoco olvides llevar bien reglados los retrovisores, tanto los exteriores como el interior y mirarlos asiduamente.

6. Procura que el habitáculo del coche esté ventilado, procura no llevar ninguna luz encendida dentro y si pones música que sea una que no te quite concentración a la hora de conducir.

7. Intenta mantener limpios los parabrisas y la luna trasera, así como los limpiaparabrisas.

8. Cuidado con las luces de largo alcance de los coches que vienen de frente. Si te deslumbran, no mires a las luces, sino a uno de los lados de la carretera. Si el deslumbramiento se produce por atrás, ajusta los retrovisores para que no te moleste.

Conducir por la noche puede ser todo un reto, pero recuerda estos consejos, usa el sentido común, conduce con calma y respeta las normas siempre.