Seleccionar página

El invierno ya está aquí y ha venido para quedarse unos cuantos meses. Ya llegan las heladas, las lluvias, la nieve y el frio, lo que significa que comienzan las fechas en las que hay que extremar las precauciones a la hora de la conducción.

Tips para una conducción segura en invierno

Es inevitable tener que coger el coche en estas fechas, por lo que el mejor consejo que puedes seguir es hacer caso a estas recomendaciones para tener una conducción segura en invierno:

1. Comprueba el estado de los neumáticos. Deben estar en buenas condiciones y con la presión de aire adecuada. No solo significa ganar en seguridad, también supondrá un ahorro en combustible. No olvides llevar unas cadenas para la nieve por si vas a ir a algún lugar susceptible de nevadas.

2. Mantén limpio el parabrisas, tanto por dentro como por fuera. Hay que evitar que el cristal se empañe y reduzca la visión. Para ello, usa el aire caliente. También es importante que los faros y pilotos traseros estén bien limpios; recuerda que tan importante es ver como que nos vean. En las heladas, nunca uses agua caliente para quitar el hielo o romperás el cristal.

3. Procura que la temperatura en el interior del coche sea de unos 21 grados centígrados.

4. Usa ropa adecuada y cómoda. Ponte calzado con suela de goma para que no te resbalen los pedales y no uses guantes para conducir, ya que podrías perder capacidad de sujeción al volante. Y por supuesto, nada de auriculares ni de llevar la música demasiado alta.

5. Sé paciente. Las prisas no son buenas nunca, y en invierno menos. Espera lo necesario para arrancar, dejando que se caliente bien el motor. Y, si no arranca a la primera, no te agobies, inténtalo de nuevo con calma.

6. Si las condiciones meteorológicas son demasiadas adversas, pospón el viaje. Si hay demasiado hielo o nieve, coger el coche puede suponer un riesgo muy alto, y por tanto es mejor no salir. Si te coge ya de viaje, lo aconsejable es parar hasta que mejore el tiempo. Siempre es preferible prevenir que arriesgarse.

7. Nunca está de más llevar alguna manta, saco de dormir y algunos utensilios como linternas, cargadores de teléfono, palas plegables y botas de agua, sin olvidar algunas prendas reflectantes.

8. Piensa que la batería del coche podría agotarse, por lo que sería conveniente llevar una batería portátil cargada por si fuese necesario.

9. Por último, si estás pensando en comprar coche nuevo y vives en zonas donde el invierno es duro, la mejor opción sería que buscases un modelo que incorpore tracción a las cuatro ruedas, como los de Audi, ya que el agarre y la conducción son mucho más seguros.