Seleccionar página

Con el fin de alcanzar los niveles de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud, se ha celebrado en Barcelona el primer evento contra la contaminación, participando representantes de la Consejería de Salud, Interior y Gobernación de la Generalitat de Catalunya y del Ayuntamiento, la Diputación y el Área Metropolitana de Barcelona. La propuesta ha sido unánime, y el compromiso, contundente: se reducirán en un 30 % las emisiones contaminantes derivadas del tránsito de vehículos en un plazo de 15 años. 

Esta propuesta ha motivado una primera medida que se llevará a cabo en 2020, que afectará a la ciudad de Barcelona y parte de su área metropolitana: la prohibición de circulación de vehículos contaminantes.

Los automóviles que se verán afectados

Ya en este año 2017, los automóviles de motor diésel con una antigüedad superior a 10 años y todos los de gasolina que fueron matriculados antes del año 2000 no podrán transitar por la ciudad de Barcelona durante los días de mayor índice de contaminación. A partir de 2020, esta prohibición se extenderá a todos los días del año.

También quedarán excluidos todos aquellos vehículos que no tengan la insignia ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT). En este caso, los coches amenazados serían los diésel matriculados antes del año 2006 y los de gasolina que lo fueron antes de 2000. Esto supone el 60 % de los vehículos que circulan en la actualidad.

Y es que, tan solo en la ciudad de Barcelona, existen 627 513 vehículos transitando que, con esas medidas, no serán aptos para circular por la ciudad, y si contamos el área metropolitana, el número de coches implicados asciende a más del millón.

Consecuencias en la ecología

Reducir los niveles de dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión, que superaron respectivamente el 11 y el 13% los niveles máximos, son las razones por las que se implantará la nueva norma. Y es que, según Frederic Ximeno, comisionado de ecología, los niveles en partículas en suspensión superaron los límites que establece la OMS.

Con esta premisa, si resides en Barcelona, tal vez sea el momento apropiado para que compres alguno de los vehículos ecológicos que hay en el mercado.